Los 6 sistemas biométricos más utilizados

¿Qué es un sistema biométrico?

Cuando hablamos de sistemas biométricos, hacemos referencia a aquellos sistemas creados -como por ejemplo lectores- aplicados con el objetivo de autentificar a los individuos, ya sea por rasgos físicos o conductuales.

La persona en cuestión ha de someterse a una previa identificación de alguno de sus rasgos, para posteriormente almacenar esta información en una base de datos que se utilizará para identificar su identidad y poder ser verificada de manera automática.

Su finalidad, por tanto, suele ser autentificar a diferentes personas para autorizar su acceso a diferentes instalaciones y llevar un control exhaustivo de horario y presencia. A pesar de su comodidad por no requerir ningún objeto extra -como tarjeta RFID, por ejemplo- tiene un aspecto a tener en cuenta, que es el cumplimiento de la RGPD. Al utilizar estos métodos de identificación se están registrando rasgos propios de la persona, por ello se necesita una aprobación previa para llevar a cabo su uso. 

Tipos más comunes de sistemas de indentificación biométrica de personas:

Existen diferentes tipos de sistemas biométricos para autenticación, pero los ejemplos de sistemas biométricos más utilizados son:

Lector de huella dactilar

¿Qué es un sistema biométrico dactilar? Este es uno de los sistemas de acceso biométrico que aplica patrones de huellas digitales para una gran variedad de usos. Estos sistemas de identificación biométrica de personas, escanean dichas huellas y las comparan con bases de datos conocidas en el sistema. Ejemplos de sistemas biométricos con huella dactilar: desbloqueo del móvil, puertas, dentro del chip RFID[i] que incorpora el pasaporte, se almacenan las huellas dactilares, cajas fuertes, etc. 

Reconocimiento de iris o retina

Esta tecnología biométrica de reconocimiento biométrico ocular, está basada en las características fisiológicas exclusivas del ojo para reconocer a un individuo. Ejemplos de sistemas biométricos del iris o la retina: sistema para el control de acceso a edificios, medidas de seguridad implementadas en algunos cajeros automáticos, control de seguridad en los aeropuertos, etc.

Reconocimiento facial

Este sistema biométrico rostro identifican a un individuo analizando las características de su rostro. Esta información  se puede llevar a cabo a través de refinados algoritmos de coincidencia y patrones matemáticos únicos. Ejemplos de sistemas biométricos de reconocimiento facial: acceso a una aplicación móvil sin obligación de contraseña, reconocimiento facial de método de pago tanto en tiendas físicas como online, etc.  

Geometría de la mano

Este tipo de sistema biométrico es uno de los más antiguos y también uno de los sistemas biométricos más rápidos: en segundos son capaces de determinar si una persona es quien dice ser. Ejemplos de sistemas biométricos de geometría de la mano: accesos a oficinas, a sistemas, etc.

Reconocimiento de voz

La huella vocal es un sistema biométrico que permite identificar a un individuo a través del reconocimiento de una muestra de su voz. Esto se consigue ya que el aparato vocal de cada individuo es único. Ejemplos de sistemas biométricos de reconocimiento de voz: Alexa, Google Assistant, Siri, etc.

Reconocimiento de escritura

La verificación de firmas se aplica en áreas que necesitan la automatización de su trabajo como es el caso bancario o judicial. Estos algoritmos de reconocimiento de escritura, están basados en patrones o métodos matemáticos que analizan las curvas. Ejemplo de sistemas biométricos de escritura: firma digital banco. 

¿Y para qué son utilizados?

Desde hace muchos años se han querido implantar dichos sistemas para diferentes usos.  Existían dos problemas; el primero era el capital que podían invertir los fabricantes en el desarrollo del sistema biométrico, y por consecuencia, la efectividad del mismo.

Con el paso del tiempo esto se ha podido solucionar, y a día de hoy los sistemas biométricos se utilizan como una de las mejores formas en cuanto a medidas de seguridad.

No obstante, al ser una tecnología mucho más asequible, muchas empresas lo han implantado también no como medida de seguridad -que también- sino que para gestionar el acceso de los empleados a sus instalaciones.

Es una alternativa muy eficaz a los ya conocidos lectores RFID, sustituyendo estas tarjetas por, por ejemplo, lectores de huella. Este sistema junto con el reconocimiento de iris son los más recomendados para la mayoría de empresas.

0 Shares:
You May Also Like
Leer más

Qué es un NAS

NAS son las siglas de Network Attached Storage, y se compone de una caja compacta donde se almacenan un determinado número de…
Leer más